“LA TELEMEDICINA ES UNA HERRAMIENTA MUY EFICAZ PARA COMBATIR LA FALTA DE MÉDICOS ESPECIALISTAS DEL PAÍS”

TRENDTIC | 30 mayo, 2019 at 10:33

En el marco de la última edición del Simposio Internacional de Medicina de Urgencia Infantil, el Dr. José Fernández, experto en Informática Médica señaló que esta tecnología podría colaborar en una mayor cobertura y oferta asistencial, sin embargo es relevante acompañar la incorporación de tecnología con una revisión y adecuación de los procesos sanitarios para permita optimizar el flujo de atención.

Santiago, 30 de mayo de 2019 – Sin duda, la “Telemedicina” es un concepto que estamos escuchando cada vez con más frecuencia. Para el ministro de Salud, Dr. Emilio Santelices, este uso de la tecnología en el sector sanitario es parte fundamental del proyecto Hospital Digital y muy relevante en la Estrategia de Salud Digital que está impulsando desde que asumió la cartera. Tampoco es algo nuevo en Chile, según lo señala el último estudio publicado por el Global Health Intelligence (GHI), con datos de HospiScope, que sitúa a nuestro país en el primer lugar de Latinoamérica en materia de disponibilidad de esta tecnología en Hospitales, con 68% de incorporación.

Al respecto, el experto en informática sanitaria y subgerente general de Rayen Salud, Dr. José Fernández, expuso en el primer Simposio Internacional de Medicina de Urgencia Infantil -realizado el pasado 16 y 17 de mayo en Santiago- sobre los distintos usos que los centros de salud y el equipo médico pueden darle a esta tecnología. Una charla que marcó la diferencia entre las otras exposiciones, puesto que no trató un caso clínico en particular, pero que –sin duda- fue un aporte para los más de 200 médicos especialistas que participaron en la cita.

“Muchos colegas presentes reconocieron que han utilizado WhatsApp para responder dudas de sus pacientes o para consultas remotas entre profesionales. El principal problema de esto es que no queda trazabilidad ni registro en el historial”, explicó el Dr. Fernández, quien de inmediato planteó la necesidad de normar y estandarizar las tecnologías que el equipo médico utiliza, por ejemplo, para la coordinación médica, haciéndola más segura bajo aplicaciones diseñadas especialmente para esto y donde se pueda compartir videos e imágenes, y quede un registro del caso, resguardando la seguridad de la información.

“La tecnología está disponible. Lo importante es saber utilizarla, en beneficio de entregarle una mejor atención en salud a las personas. En este sentido, la Telemedicina es una herramienta muy eficaz cuando, por un lado y como define la OMS, la distancia es un factor crítico y, por otro, para ampliar la cobertura y combatir la falta de médicos especialistas del país, donde –según la OCDE- sólo existimos 1,4 por cada mil habitantes; muy lejano a los 3,1 recomendados por la misma entidad. Como también, que la gran mayoría se concentra en la Región Metropolitana”, agregó el experto.

“Cabe señalar que, aun cuando la tecnología es un aporte en este caso, la Telemedicina no podrá solucionar la carencia de especialistas por sí sola. También es muy importante trabajar, en paralelo, sobre los procesos de atención”, concluyó.

Las distintas formas de utilizar Telemedicina

El Dr. Fernández señaló que existen distintos niveles para el uso de la Telemedicina, dependiendo del proceso clínico que esté acompañando. La Teleconsulta, por ejemplo, es el acto de consulta entre un médico y un médico especialista o, en su defecto, entre el médico y el paciente, para resolver una duda específica. El Telemonitoreo, por otro lado, permite el seguimiento y control de los pacientes en su tratamiento.

También existirían la Telecoordinación, la Teleformación y la Teleasistencia, que abordan un proceso específico: coordinación del equipo médico, educación de los profesionales de la salud y apoyo remoto a un proceso clínico, respectivamente.

Todos estos estarían englobados, según el experto, en la Telemedicina o Telesalud, y se podrían desarrollar de manera sincrónica o asincrónica, es decir, en tiempo real o diferido.

Finalmente, el Dr. Fernández señaló que “tenemos una deuda como país, puesto que –a pesar de tener muy buenas experiencias en el uso de la Telemedicina- falta documentar su evidencia y resultados, para promover y ampliar su uso. Tenemos las condiciones habilitantes -incluso desde nuestros smartphones- y pacientes cada vez más nativos digitales. La invitación es a seguir avanzando en la incorporación de tecnología y telemedicina en nuestras atenciones en salud”.